3.400 euros supondría el ahorro según un estudio de un conocido portal de compra venta de artículos de ciclismo y triatlón, Tuvalum. Así lo señala en un estudio elaborado con motivo del Día Mundial de ir al trabajo en bicicleta, (10 de mayo),  una iniciativa con la que se pretende concienciar del impacto que supondría cambiar de hábitos e incorporar la bicicleta como un medio de transporte para el día a día. Como referencia para este estudio, Tuvalum ha tomado datos de varios informes estadísticos y análisis de instituciones de referencia como el IESE, Nielsen, Edenred o Mapfre, ponderando los datos en tres categorías: el impacto sobre la salud, el impacto sobre la productividad y el impacto medioambiental.

Utilizar la bicicleta como medio de transporte para ir a trabajar en sustitución del coche generaría un ahorro de más de 3.400 millones de euros para la economía española. Así de contundente, no se cuantos campos de fútbol, ni cuantos jugadores se podrían fichar, que no comprar, con semejante “fajo de billetes”, pero si se que desplazarse hasta el puesto de trabajo en bicicleta, en detrimento del coche, supondría un ahorro a la Seguridad Social de casi mil millones de euros en concepto de gasto sanitario…. “Tas seguro??, pero, ¿de dónde procede tanto gasto en materia de sanidad?”
Fácil, en la actualidad, el 42% de la población española se caracteriza por el sedentarismo, es decir, no realiza ningún tipo de actividad física. Este hábito ocasiona lesiones musculares o enfermedades, sobretodo cardíacas, que suponen un gasto sanitario de 990 millones de euros, según los datos ofrecidos por la Asociación Internacional de Deporte y Cultura, ISCA.bike-690677_1280
Por otro lado, estas enfermedades y dolencias suponen una pérdida de la productividad estimada en 2.500 millones de euros al año, según el informe “Actividad Física y Deporte: un nuevo enfoque del bienestar” del IESE. Este informe afirma que “un euro invertido de forma exclusiva en promoción deportiva produce un ahorro aproximado de 50 euros en gastos sanitarios acumulados durante 15 años“.

Por tanto, fomentar el uso de la bicicleta como medio de transporte para ir a trabajar le ahorraría a la Seguridad Social casi mil millones de euros en gasto sanitario. Cambiar el coche por la bicicleta como medio de transporte para desplazarse al trabajo en trayectos urbanos reduciría el sedentarismo y supondría un alivio para las arcas de la Seguridad Social.

2 millones de toneladas de CO2

El trayecto medio que realiza un trabajador español entre su casa y el trabajo es de 9,8 kilómetros. Es una distancia que se puede cubrir perfectamente en bicicleta, especialmente cuando se trata de áreas urbanas, en países como Dinamarca o Alemania es habitual que la gente vaya a trabajar en bicicleta, pero en España el 60 por ciento lo hace en coche.

En términos medioambientales esto representa más de 2 millones de toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera. El impacto medioambiental, sanitario y productivo de algo tan simple como cambiar el coche por la bicicleta para ir a trabajar es enorme.

Y desde esta oficina de la bicicleta, invitamos a nuestras instituciones, ayuntamiento de Gijón, el Principado de Asturias, y cualquier empresa, publica o privada a que se fomente más el uso de la bici como medio de transporte, por salud, por sostenibilidad y por economía.

Siete maneras de ahorrar dinero si decides ir en bici al trabajo

Si te parece interesante... ¡comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone